Información General

Romualdo y su labor para acomodar pacientes

hace 2 meses

Se despide de su labor en el SUEM
Rodrigo Miranda Torres

Detrás de una llamada de emergencia siempre hay una voz de esperanza, hay una persona que presta ayuda, apoyo y consuelo. Uno de estos héroes anónimos, detrás del teléfono fue Romualdo Ángeles Vázquez. 

Paramédico de carrera, Romualdo entregó una gran parte de su trayectoria a preservar la vida de los demás. En el SUEM además de esa tarea, convirtió en su segundo hogar al Centro Coordinador de Hospitales (CCH), 

La labor aparentemente sencilla dentro del CCH, es en realidad muy complicada. Acomodar pacientes a los diferentes hospitales tiene su grado de complejidad, más aún cuando las camas no son las suficientes para cubrir la demanda. 


En un accidente, el paciente lesionado es reportado por el paramédico que acude al rescate y de ahí dependiendo de su gravedad, personal del CCH le busca un lugar en un hospital. 

Ahí, es donde Romualdo Ángeles, tomaba el teléfono y comenzaba a comunicarse con gente de los diversos hospitales, para que recibir al paciente.

“No hay lugar, pues estamos llenos”, era una respuesta constante que recibía Romualdo, pero su insistencia e inclusive amistad con directores de hospitales, permitían que la persona herida fuera atendida. 

Paradójicamente, una enfermedad afectó a Romualdo Ángeles y lo alejó de su labor por un tiempo. La gravedad fue tal, que lo hizo abandonar su labor y por lo mismo, marcó su retiro. 

Hace unos días fue homenajeado en el SUEM, una ambulancia lo llevó hasta su segundo hogar y con el sonido de la sirena, sus compañeros lo recibieron con aplausos. 


En una camilla y envuelto en su uniforme de batalla, Romualdo Ángeles recibió un merecido homenaje por sus años de servicio. 

En lo personal tengo la fortuna no solo de conocerlo en su labor sino además de gozar de su amistad. Su responsabilidad era tal que difícilmente, algo lo alejaba del teléfono y el radio. 

Ahora Romi, como es llamado por sus compañeros, se encuentra en 10-7 -en casa descansando-. Una enfermedad lo agobia, como si fuera una venganza a tantas victorias que él logró, al salvarle la vida a muchas personas con su labor. 

A Romualdo le toca descansar, pero su finiquito de agradecimientos por su labor, lo convierten en un gran héroe anónimo, una persona ejemplar siempre al servicio de los demás. 

Desde esta tribuna, le envío un saludo a Romi, un paramédico, un servidor público, pero también un gran amigo que hoy incluso se extraña en los teléfonos de las salas de urgencias.

Foto(s): Rodrigo Miranda Torres | Bisturí Noticias
Información General ¿Sabías que era antes el nuevo Corredor Cultural González Arratia?
Emergencias Se cayó de su moto,   iba con su pequeña
Emergencias Se salió auto y chocó, en la   autopista Toluca-Zitácuaro
Información General Realiza Tribunal Agrario visita de inspección en Cieneguillas
Información General Más del 60% de asuntos que resuelve el Poder Judicial, son de materia familiar
Información General Autoridades del Tribunal Agrario harán visita de inspección en Cieneguillas